Social Icons

Flopping!

Cargando..


Según el Webster Dictionary, el verbo “to flop” significa “to move or drop heavily or noisily”, o, traducido al español, “moverse o caer pesadamente o ruidosamente”. Aplicado al baloncesto, se emplea para describir aquellas situaciones en las que un jugador se deja caer aparatosamente para simular una falta del contrario.


No dejaría de ser un anglicismo más de los que pueblan cualquier conversación sobre baloncesto si no fuera porque en las últimas temporadas las simulaciones o “flopping” se reproducen como setas y raro es el partido en el que no aparezca más de una a un lado y otro del Atlántico, de modo que cada vez más el baloncesto se va a pareciendo en esto a otros deportes donde el hacer cuento se ha convertido en un modo de vida muchas veces.




Si bien en Europa hay auténticos especialistas en esto del dejarse caer, exagerar los contactos o simplemente inventárselos, es en la NBA donde se ha llegado a presenciar no pocas jugadas realmente grotescas.  Tan grotescas que mueven a la risa al aficionado, pero enfadan a la dirección de la liga, que ya trató de poner freno a la moda imponiendo sanciones que han resultado bastante ineficaces de momento.

DeMarcus Cousins pisando el juanete a Chris Paul. O algo parecido.

Así, en octubre del año pasado, justo antes de empezar la temporada, la NBA aprobó un cuadro de sanciones para lucharcontra el flopping que se puede resumir de esta manera:

  •          La primera ocasión en la que un jugador incurriera en él, recibiría un aviso.

 ·         A la segunda ocasión, se le multaría con 5000$.

  •          La tercera infracción sería castigada con 10000$, la cuarta con 15000$ y la quinta doblaría esta cantidad, siendo la multa de 30000$.

 ·         La sexta sanción por flopping acarrearía la suspensión del jugador para el siguiente o siguientes partido y una posible multa.

Y empezó la temporada y en el Kings-Wolves del 2 de noviembre JJ Barea tuvo el dudoso honor de ser el primer jugador en ser apercibido por flopping. Tampoco tardó nada en aparecer la primera sanción de 5000$, que fue para Reggie Evans (Brooklyn Nets), tras cometer una primera infracción en el partido contra los Celtics del 15 de noviembre y una segunda el 20 del mismo mes contra los Lakers. 



A punto de concluir la primera temporada de lucha contra el flopping, varios jugadores han sido cazados mientras sufrían lipotimias y varios de ellos han sido pillados dos veces, teniendo por tanto que pasar por caja para depositar los correspondientes 5000$ de multa, pero es evidente que se han escapado muchos más jugadores de los que han sido pillados y también resulta claro que más de uno de los cazados ha simulado faltas más de dos veces.



Como las medidas implantadas no han surtido todo el efecto deseado, David Stern ya ha anunciado que se está estudiando endurecer las sanciones, porque es evidente que una multa de 5000$ que nos haría un roto considerable a usted y a mí, no tiene el mismo efecto cuando se le aplica a un jugador que gana varios millones de dólares al año. Se dice que se podrían endurecer las sanciones económicas por un lado y que se suspendería a los jugadores mucho antes del sexto flopping. En los próximos meses veremos en qué queda la cosa.



Mientras tanto, no nos queda otra que tomarnos el asunto con la misma sorna que Mark Cuban, el propietario de los Mavs, que acaba de anunciar que financiará con 100.000$ un estudio científico de la Southern Metodist University sobre la biomecánica del flopping. 

Será mejor tomárselo con humor...




Puedes seguirme en twitter  @yosoywsmith

2 comentarios:

  1. Muy interesante el artículo, sabía que había multas pero no las cantidades ni como iban. Descojone total con los montajes fotográficos. Ojalá en España/Europa se haga algo parecido. Nos quitarían la mala leche que producen los teatreros

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaj, si es que es tremendo esta suerte dramática y hay que tener muchas tablas en los escenarios para ser un artista en esta modalidad interpretativa.
    En verdad hay casos alucinantes y parece mentira que jugadores con físicos tan tremendos como Lebron sea tan flopper.Los casos algo "entendibles" serían en jugadores con físicos fráfiles, pero ver a tíos de 110-120 kilos tirándose sin recibir contacto es para "flippar".
    Está bien lo de las multas, pero poniendoles un cero más, quizas se lo piensen un poquito. En Europa teníamos en los 80 la escuela balcanica, los griegos como sus antecesores los grandes clásicos tb le han dado bastante a esta suerte, y en España tenemos algún artista del balón y del floppeo ¿quien seraaaa?.
    Un artículo muy ameno, sobre una triquiñuela qu es parte del otro baloncesto pero que da para rios de tointa... me ha molado mucho este curioso artículo. Salu2 colega.

    ResponderEliminar