Social Icons

Vuelven las sonrisas a la Gran Manzana

Cargando..
A principio de temporada, los Knicks declararon un objetivo, llegar a finales de conferencia, pocos creyeron a los de Manhattan, pero parece que poco a poco se han ido ganando el respeto de toda la familia de la NBA y tras casi 15 años podemos decir que existe un proyecto sólido en New York

Ayer los Knickerbockers consiguieron algo que no hacían desde el siglo pasado, exactamente 13 años han tardado en conseguir pasar una eliminatoria de Play Off, es decir, desde que Ewing dejó Nueva York y voló a Seattle, los Knicks no sabían lo que era estar entre los 8 mejores equipos de la liga, y es que estaba siendo un siglo difícil para los de la Gran Manzana, muchos cambios de entrenador, traspasos de altas luces que les explotaban en la cara y demás historias, pero ya todo eso da igual este es un equipo nuevo y con un gran espíritu ganador.

Seis han sido los partidos que han separado a los chicos de Mike Woodson y las semifinales de conferencia, un rival, que todos sabíamos a lo que jugaba, a pelear y desgañitarse como nadie, aun que iban sin su principal estrella, Rajon Rondo, lesionado a mitad de temporada, los de Massachusetts iban con un entrenador de los grandes como Doc Rivers y muchas trampas tácticas puestas por su pizarra.

La serie comenzaba con un 3-0 y la sensación de que el azul, naranja y blanco se iban a imponer al espíritu verde, lo que no sabían los neoyorkinos era que si la haces la pagas, y más si te dedicas a dar codazos y a hablar de entierros antes de tener ataúd, como hicieron JR Smith y Kenyon Martin. Y es que esto sentó muy mal en Boston y Jason Terry, quién recibió el codazo de parte de JR, se encargó de matar a los Knicks en la prórroga del 4º partido con 9 puntos.

En el 5º partido con el Madison como escenario, un comienzo espectacular de los Knicks (11-0) hacía pensar que esto estaba hecho, pero nada más lejos de la realidad, a la vuelta del descanso y yendo 8 abajo, Carmelo se deshinchaba y Paul Pierce se subía anotando 10 puntos, los Knicks caían en su feudo y el fantasma de la eliminación y la remontada, que nadie había conseguido en la historia de la NBA, se cernía sobre ellos.

Con este escenario nos plantamos en el día de ayer, cuando los Knicks empezaban el 6º partido en el TD Garden con un gran parcial de 21-4 y mantenían las distancias hasta el último cuarto, el cual iniciaron con 49-75, todos escuchabamos ya el Requiem sonando en el funeral de los Celtics cuando, estos, sacaron la casta y el honor y estuvieron a punto de obrar el milagro, llegaron a estar 75-79, pero los Knicks no se iban a dejar 26 puntos así como así y acabaron con el intento de remontada verde con un parcial 0-8.

Los Knicks se plantan en las semis de conferencia ante Indiana, curiosamente el rival que les eliminó en el 2000, temporada que llegaron a final de conferencia. La eliminatoria, parece, estará igualada, aun que los Knicks intentaran seguir sonriendo

@NbaInWhite

0 comentarios:

Publicar un comentario