Social Icons

7 PIES DOMINADOR, ¿ESPECIE A EXTINGUIR?

Cargando..

Ahora que estamos inmersos en la batalla por el título de la conferencia éste, San Antonio Spurs, ya espera en el Álamo a ver qué rival puede verse sometido por el cuchillo afilado de Greg Pópovic, es buen momento para analizar esa especie rara, yo diría que en el baloncesto moderno casi en extinción, que ha sido la de los siete o mas pies dominadores en la NBA.
 Si se le está atragantando a Lebron James y su equipo, Indiana Pacers, no es por la defensa, ni por Paul George, que está haciendo una buena serie, sino por ese center poderoso que tienen los de Indianápolis, Roy Hibbert, que no saben ni cómo defender, ni cómo superar en penetraciones.
En sus inicios Roy Denzil Hibbert, fue un robo en el draft, era un producto de Georgetown, prometedor pero no había dominado en su etapa universitaria, y fue elegido en el draft de 2008, en el puesto 18. El mismo de Derrick Rose, que fue numero 1, u otras brillantes elecciones como Kevin Love o Russel Westbroock.
Los Pacers alucinaron cuando franquicias por delante de ellos en la elección, pasaban de este gigantón de 2,18, formado en una universidad especializada en pivots. Patrick Ewing es un ejemplo. Los hermanos Lopez por ejemplo fueron seleccionados antes que él, y otras medianías de alerós y ala pivots que ahora están sumidos en la mediocridad.
Hibbert ha progresado y mucho, y poco a poco va encontrando su sitio en la liga, esta no ha sido su mejor temporada, pero está en su mejor momento, en el punto clave, los Playoffs.

Históricamente los pivots de siete o mas pies, no aparecieron en la liga hasta finales de los 50. Anteriormente George Mikan o Bill Russell, no superaban los 2,08. La llegada del mitico Will Chamberlain en 1959 revoluciono la NBA, un pivot de 2,16. Que se movía como un alero e intimidaba como nadie, un adelantado a su tiempo y que reventaba los partidos a base de meter y meter puntos a mansalva. Más de 50 puntos y 25 rebotes de media en una temporada. Brutal.



El final de los sesenta trajo a otro mítico, Lewis Ferdinand Alcindor Jr. Luego convertido al Islam en Kareem Abdul Jabbar, tomo el relevo como siete pies dominador del gran Chamberlain.
En los setenta ya proliferaron más jugadores de descomunal tamaño, pero sería en los ochenta, donde jugar sin un siete pies era síntoma de no ganar. Los Rockets con Olajuwon, los Knicks con Ewing, los Celtics, con Parrish, o los propios Lakers con Jabbar, claros ejemplos.


En los 90, ya la liga empezó a cambiar, los pivots grandes empezaron a escasear, Olajuwon, Ewing seguían en la liga y apareció otro mitico como O´Neal, pero los equipos empezaron a preferir pivot rocosos, reboteadores pero a la vez móviles de 2,08-2,10 completos en defensa y ataque que complementasen el juego exterior del equipo, los sistemas abiertos con la gran influencia del tiro de tres y fueran buenos pasadores.


Y con el cambio de siglo todo ha cambiado definitivamente, ya no salen 7 pies como los de antes, o mejor dicho, salen pocos,  Howard y más recientemente, el mencionado Hibbert, son casos aislados, el baloncesto de cuatro abiertos, cada vez se impone mas, salen hombres grandes pero no con la influencia en el juego como antes.
En esta serie, sin embargo, Roy Hibbert está demostrando que tener un jugador así, te hace meter en muchos problemas al rival, yo apuesto por este tipo de jugador que siempre ha dado brillo a la liga, y la ha hecho diferente del baloncesto europeo.

Javier Cervantes - @RocketsSpain.

0 comentarios:

Publicar un comentario