Social Icons

El muro de Indiana, la mejor defensa de la NBA

Cargando..

Existe un equipo en el este que ha conseguido llegar a la élite sin hacer mucho ruido y que permanece al acecho esperando una oportunidad de ganar y llegar a lo más alto. Ellos son los Indiana Pacers, que han sido capaces de pelear con los más grandes del este y se han asentado entre la tercera y la segunda posición. Actualmente pelea con los Knicks por la tercera posición y sólo les superan los poderosos Heat de LeBron.
La clave del éxito de Indiana es su defensa inquebrantable que asfixia al contrario y no  permiten moverse ni anotar al rival hasta el punto de que son la mejor defensa de la NBA. La consistencia de los hombres interiores y la exhaustiva defensa que realizan los hombres exteriores han coronado a Indiana en defensa y sólo pueden compararse con ellos los Memphis Grizzlies, la segunda mejor defensa de la NBA.
Sin embargo el punto débil de Indiana es su ataque ya que sólo cuatro de sus jugadores superan los dobles dígitos de anotación y los hombres secundarios no aportan una gran cantidad de puntos. En total Indiana promedia 92 puntos por partido y se sitúan entre los puestos vigésimo séptimo y vigésimo octavo en el ataque. Si Indiana se aplicara en más en ataque y varios de sus jugadores aumentaran sus promedios de anotación los Pacers figurarían entre los favoritos de cara a ganar el anillo.

Aun así los Pacers tienen otro pequeño agujero en su juego y es que lejos de Indianápolis marcan menos puntos y pierden más balones lo cual no les favorece en los playoffs. Les cuesta ganar fuera de casa a un equipo de playoff y tampoco les resulta fácil ganar a los equipos más mediocres de la liga.

Además no tienen un jugador franquicia que eleve sus promedios anotadores a los 20 puntos. Ese puesto lo ocupaba Danny Granger que lideró a los Pacers en los playoffs de la pasada temporada. Era el principal referente en ataque de los pacers y tenía la capacidad de dar un plus extra en los momentos decisivos e hizo que los Pacers casi eliminaran a Miami Heat en las semifinales del este.

El puesto de jugador franquicia lo ha asumido Paul George, uno de los jugadores más mejorados del año. George ha elevado sus promedios de anotación a 17,7 puntos por partido, 7,7 rebotes por partido y 4,1 asistencias por partido que lo llevaron a participar en el primer all star de su carrera. Se ha convertido en una estrella y se ha echado el equipo a las espaldas aceptando el rol de estrella de los Pacers pero todavía le falta dar un salto de calidad que le defina como superestrella de la liga.
El defensor de la zona de Indiana es Roy Hibbert, uno de los center más defensivos que puedas encontrar actualmente y así lo avalan los 2,6 tapones que promedia por partido. Tiene capacidades para ser un pívot dominante en la NBA pero tampoco ha sabido aprovechar estas capacidades, como por ejemplo que midiendo 2,18 metros promedia tan sólo 8,3 rebotes, cifras reboteadoras que para alguien de sus características no son suficientes. En ataque tampoco es una gran aportación ya que promedia casi 12 puntos por partido y debería aumentar sus promedios en anotación. Roy todavía tiene cosas que mejorar ofensivamente pero defensivamente es un jugador que rinde como pocos, es un muro en la zona y es uno de los causantes de que Indiana tenga la mejor defensa de la NBA.
El segundo jugador que más anota después de George es David West que promedia 17 puntos por partido, 7,7 rebotes y 3 asistencias por partido. El experimentado pívot llegó a Indiana con la terea de aportar veteranía en el juego interior de Indiana y guiar el crecimiento de los jugadores jóvenes de Indiana. Está firmando una gran temporada como indican sus números y está resultando ser un buen complemento para Hibbert. No le podemos poner pegas a su rendimiento.


El director de orquesta de los Pacers es Geoge Hill. Es el tercer máximo anotador de los de Indiana. El base promedia 14,1 puntos, 4,6 asistencias y 3,8 rebotes. No juega mal pero se echan de menos más asistencias en su juego. Casi 5 asistencias por partido son pocas para un base titular y a mi parecer tiene capacidades para mejorar su faceta asistente. Es un base muy rápido y que funciona muy bien en los contrataques. Es un base que rinde muy bien en Indiana.

Los secundarios que más aportan al equipo son Lance Stephenson, Gerald Green, Tyler Hansbrough, DJ Augustin e Ian Mahinmi. Sus aportaciones son buenas pero son mejorables ya que pueden parecer escasas en un ataque como el de Indiana. Ninguno de ellos promedia más de 10 puntos por partido y sólo Lance se acerca con 8,5 puntos por partido.
Si los secundarios mejorasen sus aportaciones ofensivas y los titulares aumentaran las suyas también, estoy seguro de que Indiana sería un equipo más temible de lo que ya lo son. Esto unido a la mejor defensa de la NBA harían de los Pacers un rival con quien nadie se querría cruzar en Playoffs.  

@alexnba9