Social Icons

"Flu Game"

Cargando..

Hay partidos que distinguen a unos jugadores de otros, partidos que forjan leyendas.

11 de Junio de 1997 es la fecha de uno de esos partidos. Tras una dura temporada habían llegado los Playoffs y los dos finalistas de cada conferencia Chicago Bulls y Utah Jazz se disputaban en las finales el anillo de campeón. Para Chicago supondría el segundo consecutivo y para Utah el primer anillo de la franquicia.
Los Bulls habían ganado en casa los dos primeros partidos de Las Finales con un Jordan estratosférico, anotando 38 puntos con 8 asistencias en el primer partido y 31 puntos 9 asistencias y 13 rebotes en el segundo. Con los dos primeros partidos en casa ganados y el ídolo de la afición de Chicago jugando a ese nivel, parecía casi decidido quién iba a ser campeón en los Playoff de 1997 pero John Stockton y Karl Malone, no estaban dispuestos  a dejar pasar su oportunidad de pasar a la historia y en los dos siguientes partidos en Utah los Jazz empataron la serie a dos.
Desde la temporada 1990-1991 los Bulls, con Jordan en el equipo, no habían perdido tres partidos consecutivas ni en temporada regular ni en postemporada. El  5º partido prometía espectáculo. Antes de comenzar se había rumoreado que Jordan podría perderse el partido por problemas de salud, y durante el calentamiento en el Delta Center, estadio de los Utah Jazz, las cámaras, que enfocaban a Jordan, le mostraban débil y sin realizar esfuerzos. A pesar de esto Michel consiguió anotar la primera canasta del partido. Los Jazz que sabían que este partido era clave para ganar la serie salieron a jugar con la inercia de dos partidos ganados a las espaldas y el partido se le complico a los Bulls pronto, un parcial de 23-9 nada más empezar el primer cuarto y un 29-16 al acabarlo. Los de Utah parecían imponerse al equipo de Jordan, que solo había conseguido anotar 4 puntos en 11 minutos de juego.
Cuando comenzó el 2º cuarto los Jazz aumentaron la diferencia a 16, poniendo el marcador en un contundente 36-20. Jordan salió desde el banquillo para liderar a los suyos, anoto 8 puntos y consiguió volver a meter a los suyos en el partido, que con un parcial de 13-12, se situaron a 5 puntos. Los Bulls despertaron y a los pocos minutos de alcanzar el descanso Jordan consumo la remontada con dos tiros libres poniendo a su equipo un punto por arriba, 44-45. Al final del segundo cuarto los Jazz se habían vuelto a poner por delante, 53-49, y Air Jordan se había colocado con 21 puntos 3 rebotes, 2 asistencias y 2 robos de balón.
En el tercer cuarto Jordan empezó a dar síntomas de cansancio y fue el capitán del equipo, Scottie Pippen, el se echó el equipo a las espaldas. Con Jordan agotado y Rodman con 5 faltas el tercer cuarto acabo con ventaja para los de Salt Lake City 72-67. Dicen que las grandes oportunidades llegan en los grandes momentos y entrar en el último cuarto del 5º partido de las finales 5 abajo es una gran oportunidad que Michel Jordan no estaba dispuesto a dejar pasar. Los 39,4 grados de fiebre con los que jugó el partido no impidieron a Jordan anotar 15 puntos en el 4º cuarto para llevar a su equipo a la victoria por 90-88 y colocar a su equipo a un partido del título. 
38 puntos, 7 rebotes, 5 asistencias y 3 robos son números que no están al alcance de cualquier estrella de la NBA y menos si juega con gripe y con 39,4º de fiebre. Jordan que aunque ya era una leyenda, no se cansaba de demostrarlo en partidos como este.


0 comentarios:

Publicar un comentario