Social Icons

Irving, camino de leyenda

Cargando..
Triunfar en la NBA no es tarea fácil. Hay que ser muy bueno, tener suerte con las lesiones y demostrar noche tras noche que vales. Hay jugadores que tienen la capacidad de entrar por los ojos desde el primer instante, logran que el público se enamore al momento, que se enganchen viendo sus movimientos. Otros, en cambio, necesitan las estadísticas y datos para que se valore su trabajo en la cancha. Es difícil encontrar que los dos aspectos estén en un mismo jugador. Tanto el contenido como el continente triunfan. El efectismo y la efectividad cuajan. Irving es seguramente uno de esos ejemplos atípicos. 
Tras ganar de forma inapelable el Rookie del Año de la temporada pasada, el australiano demostró a todo el mundo de la NBA que tiene dotes de sobras para destacar entre los mejores. En una Liga que estuvo marcada por el nubarrón del lockout, Kyrie salió al rescate con destellos de luz bárbaros. Podríamos decir que su juego es bonito, pero sus cifras ya son históricas. 

Con 19 años, Irving superó a McGrady, Lebron, Carmelo, Wall y Durant como jugador con mejor ranking de eficacia siguiendo el PER. Irving hizo 21,1, superando a McGrady (20,6). Lebron y Durant solo llegaron al 18 y 15 respectivamente. Si lo comparamos con todos los "guards", Kyrie es el quinto mejor novato, solo por detrás de Chris Paul, Jordan, Robertson y Davis, y por delante del mítico Magic.Este fin de semana, en el partido de las estrellas, jugó 24 minutos en los que anotó 15 puntos, repartió 4 asistencias y capturó 3 rebotes. Estuvo a la altura, sin duda. Además, fue el ganador del concurso de triples, emulando a Larry Bird, aunque con una final casi perfecta. 

Foto: nba.com
Su misión es realmente complicada. Debe devolver la ilusión a Cleveland tras el adiós dramático de Lebron. Él tiene que liderar un nuevo proyecto y hacer creer a los Cavaliers con el anillo que se le escapó a "King" James. En su primera temporada no pudo evitar el desastre de los de Ohio, que hicieron una mala temporada, siendo de los peores de toda la liga. Sin embargo, Irving demostró su valía, promediando 18,5 puntos, 5 asistencias y casi 4 rebotes en los 30 minutos de media que disputaba. 

Muchos empezaron a ver en él un base falso, es decir, capaz de anotar mucho pero de repartir poco (algo que se le achaca también en la actualidad a Lillard). A medida que la temporada avanzó y sobretodo esta campaña, los Cavaliers han visto en él un jugador capaz de doblar balones con suma facilidad. Los datos demostraron que fue el segundo base novato que más asistía, tras Ricky Rubio. Irving superó a Lebron en su primer año tirando mejor, asistiendo más y anotando un poco más haciendo la proporción de minutos jugados.

Pero si por algo destacó Irving fue por su capacidad explosiva de entrar a canasta y anotar desde fuera. Se colocó a la altura de Wade, Lebron y Durant en porcentajes de tiros y fue uno de los más anotadores de toda la liga. Sus penetraciones a canasta son imparables, sus movimientos te pueden dejar sentado y, si le dejas hueco para que tire, es infalible. ¿Qué significa esto? Que es un jugador muy difícil de defender. 

Otra de las características de este jugador imparable es los momentos decisivos de un partido. El "clutch time" que se llama en Estados Unidos. Irving coge la pelota, no le tiembla la muñeca y decide partidos. Toma responsabilidades. No tiene miedo. Su porcentaje de tiro se incrementa y es el mejor de toda la NBA en cuanto a puntos por cada 48 minutos en esos momentos decisivos, por delante de Durant y Kobe.Pide la pelota, desequilibra y celebra la victoria. 

Esta campaña está mejorando sus registros, pero quiere ir a más y mejorar sus prestaciones tanto individuales como colectivas. Los Cavaliers tienen en Irving a su referente para los próximos años. Quién sabe si en 2014 se reunirá con Lebron. Hasta entonces, Cleveland tiene una estrella en auge y un líder. Kyrie Irving, camino de leyenda.  

Miguel Lois (@MiguelLois) 

0 comentarios:

Publicar un comentario