Social Icons

Chris Paul: La dura vida de un luchador

Cargando..

“NI MAGIC NI JORDAN, MI ABUELO ES MI HÉROE”

Rookie del Año, dos veces elegido en el mejor quinteto de la temporada, 5 veces All Star y MVP del último partido de las estrellas en Houston. Estos son algunos de los logros que ha cosechado hasta ahora Christopher Emmanuel Paul. ¿Os suena? En la NBA se le conoce de otra manera. Es base, juega en los Ángeles Clippers y no llega al 1,85. Sí, es Chris Paul.

CP3, apodo que recibió nada más llegar a la NBA, nació el 6 de mayo de 1985 en Winston-Salem, Carolina del Norte. Es el pequeño de dos hermanos. Durante su infancia, Chris no mostró demasiado interés por el baloncesto. El fútbol americano era su pasión, sin embargo, en el instituto se decantó por el baloncesto. ¿Casualidad? No lo creo. El pequeño Chris estaba predestinado a hacer grandes cosas en este deporte.
Si hay una persona, además de sus padres, que haya marcado la vida de Paul, es su abuelo. Nathanial Jones fue el primer afroamericano en abrir una gasolinera en Carolina del Norte. Allí pasó Paul gran parte de su infancia ayudando a su abuelo. Aprendió muchas cosas de él y de sus padres: educación, disciplina y algo igual o más importante, aprendió que con trabajo y esfuerzo es como se consiguen las cosas, algo que Paul ha puesto en práctica durante toda su carrera.

El primer año de instituto de Paul no fue el esperado. Su desgana, su corta estatura y la alargada sombra de su hermano. Todo pudo influir. En su año junior, Paul creció algunos cm más, se quitó la presión de encima y se convirtió en el jugador estrella del equipo. Muchos ojeadores universitarios se fijaron en él, pero desde muy pequeño, Chris siempre lo tuvo muy claro: él iría a Wake Forest.

 En noviembre de 2002 Chris Paul firmó una carta de intenciones, un tipo de contrato con Wake Forest. Un sueño para él y para su familia, más concretamente para su abuelo. Hubo lágrimas ese día, todas de alegría, pero éstas se tornaron en lágrimas de tristeza en menos de 24 horas. Esa misma noche, un grupo de jóvenes irrumpieron en la casa del abuelo de Paul, le atracaron y le asesinaron. Nathanial tenía 61 años. Para Chris este fue un duro golpe. Su abuelo, una de las personas más importantes en su vida, se había ido para siempre y de la manera más dolorosa posible. Pero Paul demostró una fortaleza y entereza dignas de resaltar, lo había aprendido de su abuelo.

Se supo sobreponer y le hizo a su abuelo su particular homenaje, algo insólito en la historia del baloncesto, algo que sólo los genios como él pueden hacer. En el primer partido que jugó después de la muerte de su mentor, Chris Paul anotó punto por punto los años que tenía su abuelo, canasta tras canasta consiguió llegar a los 60 puntos. Provocó una personal, tenía dos tiros libres, anotó el primero y falló a propósito el segundo, después pidió el cambio, se encaminó hacia su padre y rompió a llorar en sus brazos. Su trabajo ya había concluido. Nathanial ya podía descansar en paz, su nieto le había dado el mejor homenaje posible. Chris Paul empezaba a dejar huella.

Después de convertirse en uno de los mejores jugadores en la historia de su instituto y dejar marcas casi imposibles de alcanzar, Chris Paul tenía por delante un reto mayor todavía: Wake Forest. En su año Rookie, Paul ya era el líder del equipo. Casi 15 puntos y 6 asistencias lo pudieron corroborar. Mike Davis, entrenador de los Hoosiers de Indiana, dijo ese mismo año que el pequeño CP3 era el mejor base al que se había enfrentado en toda su carrera, algo que habla muy bien de Paul. La temporada siguiente fue más de lo mismo, más de 15 puntos y casi 7 asistencias. La temporada tuvo su recompensa, Chris Paul fue incluido en el mejor quinteto All-American 2005 y fue finalista en el premio al Universitario del Año. Por aquella época nadie lo sabía, pero esa iba a ser la segunda y la última temporada de CP3 en la universidad, la NBA le esperaba.

act_chris_paul.jpgChris Paul aterrizaba en los New Orleans Hornets como número 4 del Draft de 2005. Su intención era devolver a la franquicia a los Play Off. Nueva Orleans se encontraba en pleno proceso de reconstrucción, el famoso huracán Katrina había hecho estragos en la ciudad, así que la franquicia se trasladó  a Oklahoma.
Chris Paul no tardó en demostrar quién era y por qué estaba en la NBA. Se convirtió en el líder y alma de los Hornets. Fue elegido casi por unanimidad Rookie del Año, terminó la temporada con unos promedios de 16 puntos, casi 8 asistencias y más de 5 rebotes por partido. Números espectaculares para un jugador de su edad. La superioridad de CP3 respecto a los otros novatos fue tal, que nadie desde “El Almirante” Robinson había ganado este premio con tanto margen como él. Chris estaba dando sus primeros pasos como jugador profesional.

Su temporada sophomore fue más de lo mismo. Chris siguió sorprendiendo a propios y a extraños y terminó con más de 17 puntos, casi 9 asistencias y más de 4 rebotes por partido, mejorando así su año rookie.
La temporada 2007-2008 coronó a Chris Paul como uno de los mejores jugadores de la NBA. La franquicia volvió a Nueva Orleans y CP3 fue seleccionado por primera vez en su carrera para jugar el All Star Game, precisamente en Nueva Orleans. Paul terminó el año con más de 21 puntos, con casi 12 asistencias, con 4 rebotes y con casi 3 robos por encuentro. Dejó a los Hornets segundos en la Conferencia Oeste con un récord de 56 victorias y 26 derrotas, el mejor en toda la historia de la franquicia. Individualmente, CP3 terminó segundo en la votación al MVP de la temporada regular. Ese MVP lo acabó ganando Kobe Bryant. Chris Paul empezaba a mandar en la NBA.

La siguiente temporada fue más de lo mismo. Los Hornets terminaron la temporada regular con un récord de 50-32. Individualmente Paul terminó con incluso mejores promedios que la campaña anterior, llegando a casi 23 puntos, 11 asistencias y más de 5 rebotes por partido. Además, volvió a ser escogido en el All Star Game de Phoenix.

Las siguientes dos temporadas marcarían un antes y un después en el futuro de Chris Paul. El cese de Byron Scott, las lesiones y sus diferencias con los dirigentes de la franquicia propiciaron que después de 6 años allí, por primera vez se empezara a hablar de un posible traspaso. CP3 ya no era feliz en Nueva Orleans.
Llegó el 2011, y con él, el famoso lockout. El cierre patronal terminó el día 8 de diciembre de 2011. El periodo de traspasos ya estaba abierto y los Hornets ya le buscaban equipo a un descontento Chris Paul. Los Lakers fueron los primeros en interesarse por él, pero Stern vetó el traspaso.

 Pocos días después Paul ponía rumbo al llamado hermano pobre de los Lakers. Se marchaba traspasado a los Ángeles Clippers. Kaman, Aminu y Eric Gordon completarían el traspaso. Chris Paul dejaba Nueva Orleans. Allí dejaba grandes momentos, jugadas para recordar. Pero ya no había marcha atrás. Paul ya era nuevo jugador de los Clippers y tenía un nuevo reto por delante: convertir al hermano pobre de los Lakers en el primer equipo de los Ángeles.
El primer año de Paul en los Clippers se saldó con un récord de 40-26, en los Playoffs cayeron por un contundente 4 a 0 contra los Spurs. Pero Chris Paul y su nuevo equipo sabían que lo mejor estaba por llegar.


Esta temporada, los Clippers cuentan con una de las mejores plantillas que se recuerdan en estos últimos años. Que el banquillo de un equipo cuente con jugadores como el eterno Grant Hill, el rompecaderas y mejor sexto hombre el año pasado Jamaal Crawford o el saltarín Bledsoe, habla del equipazo que tienen estos Clippers este año. Y al mando de las operaciones, Chris Paul. En los Ángeles Clippers, Paul ha formado una sociedad tan espectacular como efectiva con el bueno de Blake Griffin, sus alley oops son habituales en el top ten de cada jornada. Entre Paul y Griffin pueden crear una sociedad larga y exitosa.

 Este año el objetivo de los Clippers es la final de Conferencia y, por qué no, el anillo. Equipo tienen de sobra, y en CP3 tienen al líder perfecto para poder conseguirlo. Este año 2013 ha sido muy especial para Paul, no solo por el temporadón que están haciendo él y sus Clippers, sino porque hace poco más de una semana recibió el premio al mejor jugador en el All Star de Houston. Acabó el partido con 20 puntos y 15 asistencias. Es el primer MVP en un All Star para CP3. Lebron, Durant o Kobe son algunas de las superestrellas que optaban a este premio, pero CP3 demostró que está a la altura de los más grandes. Humildad y esfuerzo, son los valores que le enseñó su abuelo. Si Nathanial pudiera ver en quien se ha convertido su nieto, estaría muy orgulloso de él.

@edumartin92

5 comentarios:

  1. Wikipedia 200%

    ResponderEliminar
  2. No voy a entrar al trapo, yo he escrito eso, y obviamente las estadisticas y demás cosas de algún sitio tengo que sacarlo. Si después de leer el artículo dices eso es que no te has leído ni 10 lineas, lo dicho, un abrazo y espero que el próximo te guste mas

    ResponderEliminar
  3. gran artículo con bastante trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un placer que nos leas, se agradece tu comentario

      Eliminar
  4. buen articulo !

    ResponderEliminar